Italia tiembla por una ola de frio histórica: hielo y nieve en todas las regiones

El mapa de Meteoalarm para el 6 de enero de 2017: en Italia máxima alerta para hielo y nevadas

Desde el día de Reyes Magos, una intensa ola de frio polar ha investido Italia, llevando hielo y nieve.

Una ola de frio histórica por su magnitud. Al menos diez personas murieron en los últimos días. La mayoría eran sin techo que se encontraban en la calle pese a las medidas preventivas adoptadas por las autoridades (estaciones de metro abiertas en Roma y Milán, estructuras abiertas, etc.) y ancianos que se encontraban en casas sin calefacción.

Se registraron importantes nevadas, particularmente intensas en la vertiente adriática del país, en la cordillera de los Apeninos (mucha nieve en las localidades destruidas por los terremotos de agosto y octubre de 2016) y en el sur. En Apulia las nevadas fueron históricas.

Nevó incluso en las islas de Capri e Ischia, en el golfo de Nápoles, y se cubrió de nieve el volcán Vesuvio. Nevadas intensas también en Calabria.

Tanta nieve en el sur y en la costa adriática

Fuente con agua congelada en Roma (foto desde Twitter)

El frio congeló el agua de las fuentes de Roma, regalando una imagen poco habitual a los turistas: en la ciudad se alcanzaron de noche los -7ºC, algo que ocurre raramente. Las autoridades tuvieron que cortar calles por la presencia de hielo.

La ola de frio está interesando toda Europa central y oriental: hubo decenas de víctimas por el frío entre Polonia, Grecia y Turquía.

Hielo y nieve en los Balcanes, desde Serbia hasta Bosnia. En Turquía miles de turistas que volvían de las vacaciones se quedaron “atrapados” en el aeropuerto de Estambul a causa de la nieve. Muchos de estos eran italianos, y pidieron ayuda a través de social network y prensa.

La nieve cubre el pueblo de Amatrice: el vídeo de los Vigili del Fuoco

Lorenzo Pasqualini

Lorenzo Pasqualini

Periodista freelance y geólogo. Escribo para diarios italianos sobre ciencia, medio ambiente y España. Redactor y fundador de El Itagnol, vivo entre Madrid y Roma
Lorenzo Pasqualini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *